YOUR INTERNET EXPLORER IS NO LONGER SUPPORTED

You are using an old version of .
To improve your experience using our website, we strongly recommend to update your browser to its latest version or download one of the following browsers:

Google Chrome (recommended): Download here
Mozilla Firefox: Download here
Microsoft Edge: Only available with Windows 10
Microsoft Internet Explorer (IE10+): Only available with Windows Vista and upwards

las-cashback-y-el-caso-lyoness

Dinero

Las Cashback y el caso Lyoness

Con el nacimiento del término “startup”,  asociado a las empresas de base tecnológica, ha llegado una forma muy atractiva de ganar dinero, las conocidas como “cashback”. Basadas en la captación de clientes por medio de otras personas o entidades, en España hay varias empresas de este tipo: Beruby, Travel Club, Letsbonus… Y a nivel internacional podemos citar Lyoness, a la que dedicamos un artículo en este mismo blog en junio de 2013.

Qué es una “cashback”

Las “cashback” se basan en un principio económico muy utilizado: comisiones. Algo que de alguna manera se puede camuflar o publicar a bombo y platillo. Veamos un ejemplo. Si una persona le dice a otra que vaya a un lugar a comprar, la primera podría pedir a esa tienda una comisión por lo comprado por su amigo. Es lo que de otra manera hacen los buscadores como Google. Alguien escribe “crédito rápido” en Internet y el buscador le ofrece una serie de resultados, entre los que se encuentra Contante. Si el usuario pulsa sobre el enlace, Google gana dinero. Un coste que no repercute en el usuario, sino en la empresa que recibe al cliente potencial. Esta modalidad de negocio ha evolucionado a otras tantas. Por ejemplo, Amazon ha conseguido que miles de blogueros en España se pongan a escribir reseñas de libros e incluyan un enlace a cada uno de esos libros que Amazon vende. Si el lector que accede por el blog para leer la reseña, pulsa en el enlace y compra el libro en Amazon, el bloguero se lleva una comisión. Así de sencillo funciona una cashback: yo te hago llegar un cliente y tú me das una recompensa a cambio. Este sistema de negocio también se conoce como “afiliación”. Las empresas tienen “comerciales” que atraen potenciales clientes a sus tiendas virtuales o físicas y todos salen ganando. Obtener beneficios de esta forma requiere de mucho trabajo y dedicación. No es una cuestión baladí. Otra forma de obtener esos beneficios por “comisión” son las empresas cashback de base piramidal.

El caso Lyoness

Como indicamos al principio, Lyoness es una de las entidades internacionales más importantes en lo que se refiere a cashback, pero en vez de utilizar Internet para difundir sus redes, utiliza sus propios afiliados. En la actualidad suman 4 millones de personas adheridas al sistema piramidal de Lyoness. Algunas llevan años nutriéndose de las comisiones obtenidas por las compras de sus “subordinados” en la pirámide. Y otras se han topado con una realidad muy diferente a la que les plantearon y en una situación en la que han invertido un dinero que no pueden recuperar. Lyoness no es ilegal. Si lo fuera las autoridades le habrían puesto coto. Pero sí es difícil obtener beneficios, a pesar de que lo venden como algo muy sencillo. La “compañía” ha iniciado varias campañas de lavado de imagen para mejorar su reputación online tras varios escándalos y acusaciones de fraude. El sistema que utilizan es bastante complejo, como ellos mismos reconocen, pero se puede dilucidar superficialmente. Se trata de que al comprar productos con la tarjeta de crédito Lyoness se acumulan descuentos en los establecimientos adheridos al sistema. Hasta aquí todo está bien. A todos nos gusta ahorrarnos algo. En la lista de establecimientos que participan están Desigual, El Corte Inglés y Apple, entre otros muchos. Los descuentos o bonos que se acumulan sirven para pagar compras futuras. Pero entonces ¿cómo se gana dinero? Hasta aquí es el nivel usuario. Posteriormente para ganar dinero hay que formar parte del modo afiliado o socio (aunque el contrato dice que no hay ninguna relación de este tipo entre la entidad y el firmante, algo paradójico). Para ganar dinero se debe conseguir una red de contactos que se hagan socios de Lyoness. Cuando estas personas compran, reciben su correspondiente descuento o bonificación, y el establecimiento premia a quien los metió en la pirámide con una comisión. Cuantas más personas convenzas para comprar en establecimientos asociados con la tarjeta Lyoness más comisiones te embolsas. Eso sí, previamente hay que pagar 2000 euros para hacer frente a las compras. Lyoness es un sistema piramidal como otros tantos. Algo que tiene tintes de club de ventas privadas y de afiliación. Desde luego hay mucha gente que está ganando dinero con esta forma de negocio, igual que hay otra mucha gente que ha perdido lo “invertido”. Ante la acusación de estafa hay fieles defensores que las rebaten. Cabe decir que ningún país ha vetado este sistema de negocio, por lo que no cabe sospechar de ilegalidad, pero sí que parece que es tan fácil ganar dinero como dejar de ganarlo. Como toda inversión se asumen riesgos y los beneficios son proporcionales al tiempo. Siendo la prudencia la mejor consejera.
contante.es © 2021